¿TIENES PREGUNTAS?
CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS:
958 947 040

La preocupación por la sostenibilidad del planeta se ha extendido a todos los ámbitos de la vida y es especialmente en las viviendas donde dicha preocupación se ha notado más. Efectivamente, cada vez son más los edificios que construyen pensando en la sostenibilidad del planeta; es decir, que son aptos para la optimización energética. La principal ventaja de esta modalidad de viviendas es que permiten la optimización energética, lo que se traduce en unas facturas energéticas más económicas.

¿Qué tarifas contratar para un edificio sostenible? 

A pesar de que la alta certificación energética garantiza un consumo mucho más reducido, de poco sirve si las tarifas que tienes contratadas son caras. Por eso mismo, hay que estar muy atento a la hora de activar los suministros. 

Pero, ¿cuánto cuesta dar de alta el gas y la electricidad? En estos casos no hay posibilidad de ahorro, puesto que los precios son regulados; en todo caso, para evitar problemas al dar de alta el gas y la luz, se recomienda hacerlo siempre con tiempo. Por supuesto, además de preguntarte cuánto cuesta dar de alta la luz tendrás que conocer qué tarifa contratar y con qué comercializadora.

Las opiniones de Endesa e Naturgy son positivas, por ejemplo, ya que son una de las comercializadoras más importantes de España. Igualmente las opiniones sobre Iberdrola son buenas. En ese sentido, cualquiera de ellas puede ser interesante pero… ¿cuál de ellas elegir? Puedes, por ejemplo, buscar las opiniones sobre Endesa en este artículo: https://www.serviciosluz.com/endesa/opiniones/. Igualmente puedes encontrar opiniones sobre todas las comercializadoras en foros y en otros sitios web especializados.

¿Cómo se consigue la optimización energética? 

La mejor forma de conseguir un edificio sostenible, y también la más sencilla, es mediante la sección de materiales de construcción. Los productos naturales como la madera o la piedra son, sin duda, unos materiales ecológicos y que impiden que la energía se pierda pues son perfectos aislantes. Pero aquí no hablamos de muros de madera, para nada; los edificios no pueden hacerse en ese material pero sí que se pueden insertar en las paredes exteriores paneles de poliestireno expandido (que es corcho blanco) para así evitar la intromisión de las temperaturas exteriores. 

Sin embargo, con eso no es suficiente. También es importante la aplicación de la energía estructural para aprovechar al máximo los recursos naturales del entorno para así aprovechar al máximo la luz solar. Esto se consigue teniendo en cuenta el movimiento del sol a la hora de levantar el edificio y la colocación de las ventanas. De esta forma la casa estará lo suficientemente iluminada tanto por la mañana como por la tarde; de esta forma, no hay necesidad de encender las bombillas. Además, la decoración también puede ser una importante ayuda a la hora de aprovechar al máximo la energía de la vivienda, aunque claro eso ya depende de cada inquilino. Por eso mismo, te dejamos este artículo en el que podrás encontrar algunos trucos de decoración con los que ahorrarás energía.