¿TIENES PREGUNTAS?
CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS:
958 947 040

“A partir de cierto punto no hay retorno. Ese es el punto que hay que alcanzar”. Franz Kafka

La isla de Ramier ubicada en el centro de Toulouse ha llegado al punto de no retorno, en ella se ha producido una metamorfosis, metamorfosis que se originó en el 2017 con el fin de convertirse en un gran pulmón verde. Se trata de un nuevo espacio natural donde Promoacero ha sido partícipe.

En este escenario, a las orillas del río Garona, el cual atraviesa la ciudad de Toulouse, encontramos elementos significativos como: dos rampas de 180 metros y dos escaleras que salvan 8 metros de altura y se hallan colgando de un muro talud de hormigón.

Tanto las rampas como las escaleras se caracterizan por tener un ancho de 2 metros y una terminación galvanizada y termolacada. Esto es soportado por unas vigas cajón armadas de dimensiones de 2 metros por 2 metros y que, a su vez, sirven de apoyo de las placas prefabricadas de hormigón que conforman el suelo.